Se está nublando. Creo que va a empezar a llover para así, mañana a la mañana, tener de nuevo las calles empapadas, y dificultarme la elección de modo de transporte porque a pie, con lluvia, es desagradable (bueno, realmente me da igual, pero acabo con toda la ropa mojada); en bici es peligroso pues las aceras resbalan (más si hay hojas) y la moto con lluvia prefiero no cogerla ya que la gente esos días conduce aún peor… Así que sólo me queda el tranposte público: el autobús.

Suelo coger una línea de autobuses rojos que parece que hace las contrataciones a la salida de los campeonatos de automovilismo: ven a un “flipao” y lo pillan, o a uno que va diciendo “¡Uaaaa! Tíoooo, que pashaaaadaaaaa…. Uuuuuueeeeennnnggggg….” a la vez que hace que conduce y directo a la compañía. A estos además los hacen indefinidos. Aunque esto tiene una ventaja…

Cuando hace años cambié de casa, todavía practicaba el judo (tranquila Negrita que el año que viene vuelvo… ya sabes, a la vejez, viruela (que no sé que quiere decir, pero bueno)). En dicho deporte, el equilibrio es uno de los pilares fundamentales: equilibrio, fuerza, técnica, velocidad, reflejos, intuición, inteligencia… Ahora que me fijo… Coño, esto tiene más pilares que el libro ese gordote de Ken Follet… A lo que iba; terminaba de entrenar (y de estirar, y de intentar acrobacias, y de charlar…) e iba al autobús, a continuar entrenando. El desafío consistía en lograr llegar a casa sin mover uno de los dos pies del sitio y sin agarrarme a nada.

Nunca lo conseguí. Supongo que me hubiera servido también como entrenamiento para el surf (eso en el caso de que, después de pasar un par de horas a remojo al día, aun me quedaran ganas de meterme en el agua), o para el snow, que no practico porque, sabiendo esquiar…. ¿A que da una pereza del copón pasarse un par de días levantándose del suelo?

Y… ¿A qué viene todo esto? Porque menuda chapa os he metido… Todo para deciros que me he comprado una bici nueva y aún no sé si mañana podré cogerla para que me ajusten los frenos…

Ah, y no estaba raro… Era el móvil;-)

Abrazo y medio…

Agurtz…

Anuncios