Mira que no me gusta hacer esto, pero es que esta vez viene al cuento de una de mis batallas perdidas, de mis favoritas además: el fabuloso Festival de ¿Jazz? de la Ciudad Dormida, que este año va por la edición ya ni me acuerdo… Cuando nací ya existía, y espero que cuando deje de existir, si existe, exista como un Festival de JAZZ, no esta especie de cosa en la que se ha convertido.

Bien, la noticia es que, coñas aparte, viene B.B. King a tocar en una de las tres playas, justo la que no está dentro del marco incomparable. Y lo más alucinante: el concierto es gratis. Gratis. Lo que en esta ciudad supone que, aparte de los aficionados al músico en cuestión (grandísimo en todos los sentidos y al que tuve el enorme placer de ver tocar en la plaza de la trini junto con Raimundo Amador hace ya una porra de años), se juntarán cientos de miles de millones de personas (igual me he pasado) en la playa, todos hablando a la vez y sin hacer ni (dios, que ganas de soltar un taco) caso al pobre hombre que está sobre el escenario, a fumar sus porrillos, beber sus cervezas y… Y joder, para eso llevad un radiocasete, coño, que es B.B. KING, carajo, uno de los más grandes que el BLUES ha dado (me he pasado, tres tacos en la misma frase…)…

¡Anda! ¡Si he escrito Blues! Pero ¿el Festival no era de Jazz? Uy, es verdad… Jazz… Pues será que Mr. King (y su Lucille) hacen Jazz. Es verdad, cómo me he podido despistar… Es como Patty Smith el año pasado… Aunque hacía un Jazz que, porque me dijeron que era el festival de Jazz, que sinó hubiera dicho que era Rock alternativo de lo más normalito, con instrumentistas de un nivel más bien justito… O dos años antes de Patty, Bob Dylan. Bob Dylan, conocido en el mundo entero por la gran calidad del Jazz que hace… Y entre Patty y Dylan tocaron unos que no recuerdo, pero que mucho me temo que fueron uno de esos grupos de un disco y antes paz y después gloria y de los que no se ha vuelto a saber, al menos al nivel al que andaban ese año (creo además que lo hicieron bastante bien).

Pues eso, que vuelve el festival de ¿Jazz? Aunque como digo siempre, el que quiera Jazz, que se vaya a Vitoria.

Anuncios