(Se ve que ya tengo alguna entrada con este título, ya que me lo marca como fotos-2… Bueno, igual es que me empiezo a repetir y debo tomar algo de aire…)

Pues nada, que ayer, para celebrar la comida del 40 cumpleaños (40 ya, joood….) de Gorkita y mío, pues que nos fuimos a comer tal que por ahí, a cierto restaurante italiano bastante nuevo y en el que sirven unas raciones enormes que están estupendas y al que no voy a hacer publicidad (más que nada porque no recuerdo bien el nombre y no tengo mucho tiempo hoy para escribir, o sea que no voy a buscarlo…)

Y fue como una regresión a la niñez… Visitamos el gigantesco parque de atracciones de la Ciudad Dormida, completamente plagado de barreras arquitectónicas (que de no haber ido con un carrito de niño yo no me hubiera enterado), y en el que las atracciones se cierran a las dos haya la gente que “haiga”. Así que nos quedamos sin montar en la montaña suiza por unos segundos… Una lástima…

Luego fuimos a comer, después de bajar en el funicular, y después de ponernos “jintxos”, nos fuimos a tomar unos algos a ese café que imita a un cuadro que tiene vistas a la bahía. Y claro, ahí uno no se puede concentrar… Bueno, os dejo el link a las fotos…

http://www.flickr.com/photos/51798833@N05/sets/72157626527034926/show/

Besos…

Anuncios