Hace tres años aquí llovía, además mucho. Tú estabas lejos y yo me iba. Hubo un autobús, alguna cena, una peli que no he vuelto a ver, una canción que no he vuelto a cantar y un amanecer que no he vuelto a vivir. Aquí llovía, creo haberlo dicho, mucho además.

Hace tres años hubo una lasaña envenenada cuyos efectos realmente nunca se han pasado, ya lo sabes, pero que al menos he intentado controlar, con altibajos. Supongo que son cosas que pasan… Efectos secundarios creo que lo llaman… Ha pasado mucho tiempo, demasiado quizá, pero como al actor de la película de ayer, me gusta sentarme en la orilla de la playa, cerca de las grandes olas e intentar imaginar como hubiera sido todo de haber sido diferente. Hasta que llega una ola y tengo que salir corriendo.

Mañana, con mi cámara de fotos cuya batería he dejado cargando, saldré a hacer fotos de esas mismas olas, a ver si entre la espuma veo algo de aquello que a veces me atormenta…

Anuncios