El truco es que la música no esté más alta que la voz que escuchas dentro de tu cabeza. Si tapa tus ideas, no puedes escribir. Y si quieres escribir algo tierno, no puedes ponerte Sepultura de banda sonora. Es cuestión de lógica, o del menos común de los sentidos. Amanece un día hermoso desde el sofá, y en unos minutos me colgaré la guitarrita para terminar el tema que empecé ayer… Y lo dejaré a medias como siempre, y como todo.

Sienta a varias personas alrededor de una mesa y no les dejes que hablen ni de política ni de futbol; será una tertulia agradable. Eso aprendí ayer, sentado sobre el sofá negro mientras Ipotz dormía en mis brazos (lejos del alcance de los cocodrilos de mis sueños) y la gente charlaba, discutía y reía. Y me quitaba la venda de los ojos… Que se pare el mundo, que yo me bajo… Errol Flint pasó de moda, como el cine en blanco y negro… Aunque de vez en cuando uno vea una de esas películas y la disfrute, sabe que en el fondo eso ya no se lleva y ahora son diferentes, con menos argumento…

Y recoges la venda, la doblas con cariño y la guardas en el bolsillo, para colocarla en casa en algún lugar donde la veas y te recuerde eso, que Errol Flint pasó de moda… Entre otras cosas…

Anuncios