Acordes rotos, rasgados, que caen como lamentos desde las cuerdas de mi vieja guitarra y que el viento recoge y levanta, manchados del agua de lluvia que inunda las calles de esta ciudad gris…

Notas sueltas, a veces arpegios… Limpias unas veces, con rabia las otras… Acordes que muerden, sonidos que agreden o que te envuelven, como una caricia…

Acordes perdidos que no acierto a tocar, con los dedos trémulos, las manos cansadas, la mente vacía… Las notas de siempre, una y otra vez… Un bucle infinito, la historia de siempre…

Corretean las nubes, con rumbo hacia el este… Se llevan mis notas, robadas, de nuevo hacia allí… Cruzarán los montes, valles y caminos… Y se perderán…

Acordes perdidos que no acierto a tocar, con los dedos trémulos, las manos cansadas, la mente vacía… Las notas de siempre, una y otra vez… Un bucle infinito, la historia de siempre…

Anuncios