Presión constante. Estas dos palabras es con lo que me he quedado de esta película. Habrá que poner algún día en práctica lo aprendido. De hecho, el actual nombre del proyecto musical en el que ando metido es ese, Presión Constante… Esto no quiere decir nada; le cambiamos el nombre aproximadamente cada quince días (hemos sido Herederos, Fundamento Zero, Bendito Benedicto, Prima de Riesgo…) Aceptamos sugerencias. Al ganador o ganadora del concurso, le obsequiaremos con cinco entradas para el primer concierto que demos en el Santiago Bernabeu y que nos telonee Bruce.

<<< Puede que a partir de aquí cuente cosas de la peli, así que ya sabes >>>

Bien, la película en cuestión trata sobre el invento del vibrador. Y sí, es cine comercial, no de ese que se emite en salas X. La historia en cuestión transcurre hace un puñado de años y habla de un médico joven obsesionado con la higiene en los hospitales que busca trabajo en diversos centros médicos y termina en uno en el cual su propietario trata la histeria a las mujeres. El hombre no da abasto con la cantidad de trabajo que tiene y está buscando un ayudante. Y, ¿en qué consiste el trabajo? Pues… Esto… Resulta que el tratamiento de la histeria consistía en recolocar el útero, supuestamente desplazado, con un reconfortante masaje que había que realizar ejerciendo una presión constante en el clítoris (clave fundamental de éxito). Estaba claro que aquello era un sistema científico, ya que los médicos de la época tenían comprobadísimo que las mujeres no experimentaban placer sexual si no era por medio de la penetración. Me encantaría tener una puerta por la que mirar al futuro y ver cómo se ríen de muestras creencias los habitantes de dentro de siglo y medio…

Entre medias, una castísima historia de amor con una de las hijas del jefe, la díscola de la otra hija entregada en cuerpo y alma a ejercer la caridad, una cantante de ópera que es el mejor punto de la película, una tendinitis y un plumero eléctrico.

Una película entretenida, con la que pasar una tarde, sin más pretensiones que divertir un poquito…

Anuncios