Bueno, algún día tenía que tocar… Esta va a ser mi última entrada de blog, así que procedo a despedirme y agradeceros a todos los que me habéis seguido durante todo este tiempo vuestra fidelidad.

Ahora me sentaré a ver cómo los cometas caen del cielo y arrasan este pequeño planeta que gira en el universo infinito… Así, la naturaleza nos hará conscientes, a garrotazos, de lo insignificantes que somos…

Un beso y medio para todos a los que os dé tiempo a leer esta entrada, y a los que no… Bueno, nunca lo sabréis, pero daros por besados… Aprovechad estas horas como si fueran las últimas…

Agur, y feliz vida… La que os quede, vamos;-)

Anuncios