La calle está en silencio, esperando expectante las cinco primeras notas de la canción, ese puñadito de notas contenidas. Sonrío. Me miras a los ojos, con ganas de contarme algo. En realidad no hace falta; por una vez mi sexto sentido, ese que habitualmente reposa dormido en las profundidades, me avisó con tiempo… Una pregunta extraña en un momento poco apropiado, una hoja de otoño que se resistía a caer, un balón que no rodaba cuesta abajo…

La calle está en silencio. Tan sólo el zumbido del amplificador, como un mosquito, acechando; esperando que todos se confíen, para arremeter contra sus tímpanos. Pero allí no queda nadie… Sólo el frío de un invierno, otro más… As the years go passing by… Y ahora, Gary, arranca con su guitarra…

Las tardes comienzan a alargarse, preludio de un verano diferente, donde unos sueños sustituiran a otros… Una nueva etapa, dirías, pero al fin y al cabo… ¿no lo es cada día? Tóquela otra vez Mr. Moore… There’s nothing I can do… Yeah… Creo que voy a colgarme la guitarra y mira, te voy a acompañar…

Espero que me perdones…

Anuncios