No tenía pensado escribir esto hoy… Por mi mente circulaba otra historia pero… Las malas noticias llegan cuando uno menos se lo espera. Llego a casa, después de tomarme un chocolate caliente por el camino gracias al cual mis manos han podido tocar un ratito la guitarra (luego sigo, queridos vecinos, tengo que preparar el concierto de agosto), recojo la ropa sucia del trabajo, guardo la compra (un poco de pan, fruta y frutos secos) y enciendo el ordenador. Abro facebook, esa herramienta creada para hacernos perder productividad y… Leo a Dave Ellefson y… Mierda, otro grande que nos deja… Esta vez le toca a Clive Burr, batería de los tres primeros discos de Iron Maiden, justo hoy, que he comprado entradas para el concierto que dan en mayo en Barakaldo… Dio, Gary Moore, Scott Columbus… Joder, que racha…

Así que hoy, en homenaje a Clive, apagaré la máquina infernal esta que hay ahora bajo mis manos e intentaré tocar los tres primeros discos de los maiden (el primero va a ser unas risas, los otros dos saldrán mejor, que los tengo más ensayados…)

Bye, Clive… Y allá donde estés, monta una banda con los otros grandes que están allí…

Que cuando me toque ir os escucharé fijo…

Anuncios