Tengo veintiun borradores… Unos tienen alguna frase escrita, o un medio relato que no me atreví a borrar, frases de una conversación o, simplemente, un título. Hay uno que está acabado. Pero que nunca colgaré. Lo escribí un día, en un arrebato extraño que me dió, pero se quedó ahí, esperando que el día de ser colgado llegara. Pero ese día nunca llegó. Y la ocasión voló. Ahí queda el recuerdo, para mi. Un pequeño tesoro, cargado de nostalgia, cada vez que miro sus pequeñas tres palabras.

Hoy me escondo entre mis líneas, buscando un espacio de paz, de sosiego, dejando que la música tranquila que tengo de fondo me inunde y consiga rebajar mis pulsaciones. Me escondo entre mis líneas de la incompetencia que existe en general, de querer hacer algo bien, esforzarte horrores y descubrir, una vez más, que nada de eso importa; que con un puto petacho ya vale. Y, después de tantísimo trabajo, pues que quieres que te diga, la cosa jode. Y jode de cojones. Mierda. Me vuelven a subir las pulsaciones.

Enero, ocho ya. Con un calor tropical. No hay cambio climático. El petroleo que escapaba del Prestige eran hilillos de plastilina. Nadie fue a la cárcel, excepto el capitán, que culpa tendría, pero no fue el único. Bárcenas, eres, Camps, aereopuertos nuevos sin aviones, princesas imputadas, un presidente que nadie sabe donde está, y cuando aparece es en una tele de plasma, recortes en educación, sanidad, retrocesos legislativos, ministros sin idiomas (y presidentes no digamos), alcaldesas que hacen el ridículo a nivel mundial y no dimiten, enchufismo a nivel de trifásico, el paro aumenta, se corta la luz a familias sin recursos mientras los beneficios de las eléctricas siguen creciendo… ¿Sigo? De chiste, ¿no? Y nadie mueve un dedo. No pasa nada. Nadie dice nada. Nadie hace nada. Total, para qué… Si toda esta panda de hijos de la gran puta se lo tiene muy bien montado. Al que levanta el dedo lo fríen a hostias y listo. Y además, después lo crujen económicamente. Que cojonudo.

Los 21 borradores a gusto los usaba para borrar del mapa tanta escoria…

Anuncios