Escucho olas que rompen contra las rocas… Zancadillas que no deberían estar allí… La máquina que supones engrasada y a la que no has verificado los tornillos…

Contemplo las olas, que rompen contra las rocas… Tensión que, como un cuchillo, corta el ambiente y crispa los nervios… Miradas asustadas en la oscuridad, que desaparecen con un guiño…

Percibo el viento que arrastra la espuma de las olas que rompen contra las rocas… Me olvido de todo y siento cómo vibra el suelo… Me ciega la luz, atrona el sonido… Tambores de guerra, con humor y amor…

Me cae encima el agua de las olas que rompen contra las rocas… Siento cada una de las gotas recorrer mi cuerpo… Veo cientos de ojos, sonrisas, nostalgia… Recordamos juntos épocas pasadas y sentimos que somos más sabios…

Y también más viejos…

Anuncios