Tiempo… Hace falta tiempo, siempre, para todo… Y no correr… Intentas llegar a todo… Y eres tú sólo… Y es imposible… Por mucho que lo intentes siempre habrá cosas que queden en el tintero… Y es un tintero tan grande que con su tinta podrías escribir todos los libros del mundo… Entran tantas palabras ahí dentro… Muchas veces miras la hora y te parece increible que sea tan tarde… Tan tarde… Y miras el calendario y dices… Coño… Si el año empezó ayer y ya estamos terminando febrero… Y cada año pasa más rápido que el anterior… Cada vez sus suspiros son más breves y sus latidos más rápidos…

La hoja cae del árbol. Tarda una eternidad en llegar al suelo. Para cuando lo hace, la hierba se ha movido mil veces en diferentes direcciones. Generaciones de hormigas han muerto y vuelto a nacer. Y ninguna de ellas ha dejado huella alguna en la historia. Y ningún humano imbécil dejará huella alguna en la historia del universo ¿Un átomo insignificante? ¿Eso eres? ¿Y porqué cojones te das tanta importancia? La hoja cae del árbol. Y a nadie le importa, que nosotros sepamos. Tal vez a algunas de las hojas de alrededor. Y poco más. Tú también caerás. Y yo. Y dentro de cien años, nadie se acordará de nosotros. Y eso aquí, en la tierra, entre los tuyos ¿Tan importante crees que es lo que haces? Vive y déjate de hostias.

La lluvia cae. Hoy con fuerza. Y arrastra la hoja a una sucia alcantarilla, donde se mezcla con otras que han corrido la misma suerte. El camino del destino, sin duda alguna…

Anuncios