Hace poco tiempo vi esta película, la arriba referida. La pillé con miedo, ya que no tengo al señor Ben Stiller ni de lejos como uno de mis actores favoritos; más bien está en el extremo opuesto. Pues eso, que la cogí. Y la puse. Y flipé.

Luego mirando descubro que es una peli que desata amor y odio por partes iguales. O te vuelve loco o no puedes con ella. A mi me encantó. Es verdad que no cuenta nada nuevo, que la historia es predecible y que desde el principio sabes qué va a pasar. Y aún y todo me enganchó… La música, el buen rollo que desprende, el cuelgue del personaje (con el que en muchos momentos me identifico), y sobre todo, la omnipresente Islandia, que brilla con luz propia hasta cuando la disfrazan de Afganistán.

Te la recomiendo, en especial a tí, ahora que la luz empieza por fín a brillar con la fuerza que te mereces. Y creo adivinar que sí, que te va a gustar. Por cómo eres. Ya me dirás si me equivoco.

Un beso inmenso, de verdad.

Anuncios