Cada vez que aparezco por aquí me da la sensación de que vivo mi vida sentado en un sofá… Que no hago nada… Que dejo que mis segundos caigan como las hojas… Luego charlo con la gente y me doy cuenta de que no es así, según su punto de vista… Pero si no paras, todo el día haciendo cosas… Pues que quieres que te diga… Mi sensación es otra, de que nací con un pegamento especial en el culo que hace que me quede clavado a este maldito sofá morado…

Cosas… Tal vez sea que el resto no hace nada, salvo trabajar, ir a casa, sentarse delante de la tele, trabajar, ir a casa, sentarse delante de la tele, trabajar, ir a casa, sentarse… Tampoco mi vida es tan diferente… Sí, vale, me apunto a cosas, pero es que… ¿De que sirve vivir si no tienes curiosidad? ¿O es que acaso piensas que esto dura para siempre? Que va… Y cuantas más experiencias vivas, pues eso que te llevas…

Me preguntas sobre la música… Sí, me encanta escucharla y tocar, sí… Pero hacerlo en concierto ya es otra cosa… Es como si esa experiencia, ya vivida en demasiadas ocasiones, como que me da pereza… Si fuese a ser eterno, vale… Pero como no es el caso prefiero hacer otras cosas… Porque sí, tocar me gusta, pero disfruto lo mismo tocando sentado en el balcón al atardecer que delante de tres mil personas… Es más, te diría que disfruto más del balcón, porque lo hago cuando quiero y el tiempo que quiero, y es improvisado y ningún contrato me obliga… Lo siento… Sé que es extraño… Sí, lo soy… Prefiero subir una montaña el domingo temprano si me apetece que llegar derrotado de un concierto el mismo domingo temprano… Ya no compensa… En realidad creo que nunca lo ha hecho… Sí, lo sé… es extraño…

Y es que al final es el mismo pegamento el que nos ata al sofá o a otras cosas… Alguien dijo que en la variedad y todo eso…

Anuncios