Este blog nació en septiembre del 2006 como un pequeño juego. Y poco a poco, palabra a palabra, fue creciendo hasta convertirse en lo que es hoy en día: una pequeña Ciudad inexistente que casi nadie conoce, perdida y olvidada por el ciberespacio… Un pequeño refugio donde descansar del mundo real; un lugar donde jugar a ser avestruces por un momento…

Ahora saco tiempo de donde puedo para dedicarlo a esto, entre ensayos y conciertos de los diversos grupos de música en los que ando y el inevitable trabajo que paga mis vicios y mi hipoteca.

La Ciudad Dormida es un lugar ficticio. Cualquier parecido con la realidad, ya sabes: pura coincidencia. Creo…

Víctor G.-Argüelles

(Pasaia, 6/07/2010)

Anuncios